¿En este 2022 aún existen los dinosaurios empresariales?

Las empresas dinosaurio son aquellas que como su nombre lo dice, son grandes en cuanto a tamaño y cuentan con una estructura tradicional que les impide moverse de manera ágil en la actualidad, Otra de sus características es que se gestionan bajo un Management 2.0, en donde predomina la toma de decisiones desde una jerarquía convencional.

Ellos deberán adaptarse a las nuevas condiciones ya que a la larga podrían terminar extinguiéndose, dándole paso a nuevos modelos de negocios, más efectivos y enfocados hacía la economía digital, cada vez más expansiva y en constante evolución.

¿Una sola cabeza piensa mejor que 20?

Para entenderlo mejor, en las empresas tradicionales existe una cabeza, la cual es la única que toma la decisión final convenientemente o no para la empresa. Se trata de un solo cerebro que piensa en el bienestar del negocio. ¿Podemos imaginar un cerebro estructurado como una gran empresa? ¿Un esquema jerárquico con un jefe responsable de todas las decisiones finales? Si aún existe un sistema nervioso basado en está estructura empresarial, más conocida como Hippo, esta clarísimo que está en vías de extinción.

Ya no importa lo inteligente, multitask, experimentado y hábil que seas como jefe. Siempre existirá un punto límite, en cuanto al pensamiento individual o la habilidad por la que destacas, estas podrían perjudicar las decisiones que se toman en situaciones complejas y novedosas para el crecimiento de tu empresa, dado que, pueden tener un sesgo hacía el individualismo, dejando de lado el logro colaborativo. Más aún, en este ecosistema tecnológico y en constante evolución. La organización jerárquica y con ella las empresas dinosaurio, ya no pueden adaptarse de forma aceptable dentro de la sociedad, han dejado de ser eficientes en una cada vez más creciente economía digital.

Expandir pensamientos = crecer

La creatividad, los objetivos, el enfoque y los logros, son el resultado de la acción conjunta del equipo de trabajo. Método en el que las empresas innovadoras o startups se basan para generar crecimiento de manera eficaz y reinventarse en el día a día. Ahí está el gran reto de las compañías. Las reglas del juego han cambiado y los clientes de esta era ahora solo se conforman con lo mejor. Ello las lleva a una expansión acelerada, logrando en años los que le tomó décadas a las trasnacionales convencionales. Ahí tenemos el ejemplo de Startups como NuBank, Rappi, Mercado Libre, Despegar, DLocal, muchas de ellas ya listando en las bolsas de Primer Mundo en cuestión de años.

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.